IMG_0017.JPG

  
Oh, Corazón de Jesús, Dios y Hombre verdadero,

delicia de los Santos, refugio de los pecadores

y esperanza de los que en Ti confían.

 

Tú nos dices amablemente: Vengan a Mí;

y nos repites las palabras que dijiste al paralítico:

“Confía, hijo mío, tus pecados te son perdonados”,

y a la mujer enferma: “confía, hija, tu fe te ha salvado”,

y a los Apóstoles: “confíen, Yo Soy, no teman”.

 

Animado con estas palabras,

acudo a Ti con el corazón lleno de confianza,

para decirte sinceramente

y desde lo más íntimo de mi alma:

Corazón de Jesús en Ti confío. Amén.

© 2016 Parroquia San Nicolas Amsterdam

Siguenos en: