La historia de la comunidad parroquial empieza con la llegada de los “gastarbeiders” de España en los años 60. En sus inicios la asistencia pastoral fue catalogada como una misión católica organizada desde la Conferencia Episcopal Española. En los años 70 llegan grupos de refugiados políticos provenientes de América, a quienes inmediatamente se les abrieron las puertas de la Comunidad Hispanohablante y fueron acogidos dentro de la misma.

En 1976 la Conferencia Episcopal Holandesa crea la Institución “Cura Migratorum”, con oficina primero en Den Bosch y luego en Utrecht, y le encarga la responsabilidad del cuidado pastoral de los inmigrantes. Así pues la Comunidad Hispanohablante queda bajo la tutela directa de esta institución.

En 1997 Mgr. Bomer, Obispo de Haarlem, establece mediante decreto la Quasi Parroquia Hispanohablante de San Nicolás con el ánimo de configurar y estructurar mejor el servicio pastoral a la Comunidad Hispanohablante.

En 2004 la institución “Cura Migratorum” cierra sus oficinas y las parroquias de inmigrantes son incorporadas en los distintos Obispados. Se abre una nueva etapa para nuestra parroquia, una etapa de plena participación en la vida de la Diocesis de Haarlem-Amsterdam.